Los talleres son el resultado de una larga historia que se ha ido configurando a lo largo de una vida profesional orientada por la confianza en la capacidad de las personas de elaborar y construir su propio proyecto (personal y ético), en diferentes etapas y situaciones.
Los talleres pretenden ser un espacio en el que los asistentes, niños/as, jóvenes o adultos, se encuentren consigo mismos y con los demás para descubrir capacidades personales que sin duda poseen y ponerlas en práctica.
En los/as más pequeños/as, tienen un marcado carácter educativo en un ambiente acogedor y amable.

Como objetivo metodológico nos proponemos fundamentalmente cubrir ámbitos de desarrollo personal cognitivo, sensorial, emocional, artístico y estético que enriquezcan o compensen los aprendizajes escolares para el alumnado en todos los ámbitos que puedan resultar carenciales.

Las actividades que se proponen están adaptadas a la edad y características de los/as destinatarios/as para conseguir en ellos:

  • Desarrollar la sensibilidad afectiva y estética, en grupos de iguales en los que se convive con respeto y valoración mutua.
  • Motivar hacia el aprendizaje en diferentes áreas del conocimiento (apasionarse por el saber y conocer) y las manifestaciones artísticas (gozar con la belleza, mantenerla, acercarse a crearla).
  • Conocer alternativas al ocio “espectáculo” que adormece la sensibilidad y el pensamiento activo, favoreciendo la participación personal y respondiendo a los requerimientos de los asistentes.
  • Facilitar experiencias de desarrollo y autoestima personal para ampliar perspectivas y descubrir capacidades desconocidas hasta entonces.